lunes, 30 de mayo de 2011

GAGARIN

GAGARIN
Gagarin Fanzine
www.ferranesteve.com
Coordina: Ferran Esteve

-Describe el proyecto.
Gagarin es un fanzine de cómic e ilustración que publico conforme voy acumulando suficiente material. Es unipersonal aunque en cada número cedo 4 páginas a un dibujante invitado.

-¿Refleja el nombre la filosofía del proyecto?
No. De niño me interesaba mucho la carrera espacial y de adolescente todo lo soviético, así que decidí que el día que sacase algo (fuese lo que fuese) se llamaría Gagarin, en honor al cosmonauta ruso. Para mí tiene sentido pero no tiene nada que ver con el contenido del fanzine.

-¿Cómo nació? ¿Por qué autopublicar?
Decidí autoeditarme cuando me di cuenta de que depender de los demás para hacer lo que quieres es un engorro. La idea básica era publicar para motivarme a hacer cosas. Trabajar con la certeza de que lo que haces llegará a alguien es un buen incentivo. Con el tiempo y a fuerza de seguir haciéndolo he ido añadiendo cierta filosofía al asunto. Con los años me he dado cuenta de que autoeditarse forma parte de una visión del mundo que ya tenía, sólo que no había atado los cabos.

-¿Cuál es el formato y por qué se eligió?
Es un fanzine DIN A5 con grapas. Supongo que lo escogí porque es una especie de estándar fanzinero y aunque me lo he planteado, no me parece adecuado cambiarlo.

-¿Cómo hacéis la edición de cada número?
Voy dibujando para el fanzine o para otras publicaciones. Cuando tengo material suficiente o veo que lo voy a tener en breve, invito a alguien a participar como dibujante invitado. Cuando lo tengo todo maqueto y a fotocopiar.

-Algunos autores que participan en Gagarin...
Cronológicamente: Guille Martínez-Vela, Martín Romero, Luis Demano, Félix Díaz, Clara-Tanit, Martín López Lam.

-Detalla los pormenores de Gagarin...
Edito Gagarin yo solo, de modo que me encargo de todos los gastos. Al principio era gratuito y no recuperaba la inversión de ningún modo. De todos modos, la tirada es muy limitada y saco uno al año o poco menos, los gastos no son muy elevados. Intento controlar al máximo todo el proceso, algo que me ha llevado a ser muy doméstico, quizá demasiado. En la distribución se nota mucho, como es la parte que más detesto me limito a vender el fanzine sólo por Internet o en ferias. Si no llega a ser por Internet puede que me hubiese cansado de autoeditarme. El contacto con gente próxima a lo que hago, aunque esté lejos geográficamente, es muy reconfortante. 

-Aventúrate haciendo un augurio del tiempo de vida del proyecto.
No me imagino dejando de editar el fanzine. *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada